Get Information

Arte y Cultura

Hogar de la cultura:

Palacio de Bellas Artes.

Su fascinante y original historia arquitectónica y de construcción, inició a principios del siglo XX, se interrumpió por la lucha revolucionaria y se concluyó cuando México se estableció como un país en democracia y libertad: es el majestuoso Palacio de Bellas Artes.

En 1904, durante el régimen del Presidente Porfirio Díaz  comenzó la edificación, del que se pretendía ser el nuevo Teatro Nacional, que se estimaba se concluyera para los festejos del Centenario de la Independencia en 1910, pero esto no fue posible, por problemas económicos, ya que el presupuesto fue altamente rebasado; en la parte técnica, problemas fueron los constantes hundimientos por el sobrepeso del mármol sobre el sensible suelo de la capital de la Ciudad de México; y los problemas políticos de la Revolución de México.

Hasta que se consigue el presupuesto, la calma política y la voluntad gubernamental, es hasta 1932 que se concluye la construcción y se da la inauguración.

En los albores del Siglo XXl, a más de cien años del inicio de la magna obra, a más de ochenta años de su conclusión es considerado un edificio multifuncional: con espectaculares obras murales, dos museos, salas de conferencias, librerías, restaurante, un teatro con sus instalaciones modernas, oficinas y estacionamiento.

El Palacio de Bellas Artes es la cultura en acción, una vida intensa, gracias a la historia de su construcción y a los procesos de conservación, renovación, restauración y cambios que ha experimentado a lo largo del Siglo XX y durante la primera década del Siglo XXl, sin contar las notables actividades artísticas y culturales allí presentadas.

 

 

 

Referencia Consultada.

 

Libro

EL Palacio de Bellas Artes

desde su concepción

 hasta nuestros días editado

 por el Instituto Nacional

de Bellas Artes y Cultura

 

(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural