Get Information

Conoce México

Una belleza colonial:

San Miguel Allende.

Es una ciudad donde se disfruta caminar, su belleza innegable y la historia latente habla en todos los rincones:

San Miguel Allende en Guanajuato. Una ciudad reconocida internacionalmente. Conocerlo es un placer.

El símbolo de la ciudad es la parroquia de San Miguel Arcángel, diseñada por Ceferino Gutiérrez, en un estilo neogótico fue terminada a finales del siglo XVII en 1880. Los lugareños le llaman el “pastel de bodas” por el color rosa en su cantera.

El Museo La Esquina, es una oda al juguete mexicano, tanto el Andador Lucas Balderas como el Mercado de Artesanías tiene una basta muestra de obras de los artesanos mexicanos, desde latón, lámina, cobre y telares.

En el Centro Cultural Ignacio Ramírez El Nigromante, un exconvento colonial, ahora hay una escuela de arte, lo más impactante es el mural del artista mexicano, David Alfaro Siqueiros.

Donde se instaló en 1810 el primer Ayuntamiento del México independiente, el ex Palacio Municipal que fue fundado en 1736. Ahí verás, al terminar una hermosa escalinata las esculturas de los héroes mexicanos Ignacio Allende y Don Miguel Hidalgo.

No debes dejar de visitar la casa donde nació Ignacio Allende y Unzaga, llamada ahora Casa Allende, una construcción neoclásica del siglo XVIII, donde hay una colección de piezas de la época de la independencia.

El estilo churrigueresco, uno muy cargado, se refleja fielmente en la fachada del Templo de San Francisco, donde el arquitecto Francisco Tresguerras logró diseñar desde su excepcional torre, así como la cúpula neoclásica.

La plaza principal tiene origen de 1555 y fue considerada una de las más bellas de México, uno de los puntos de reunión, donde puedes ver la estatua de Ignacio Allende, montando en su brioso caballo. Alrededor de la misma hay una muestra de fondas, restaurantes y cafés donde se puede tomar desde el desayuno, comida, cena, postre o bebidas con los amigos y familiares. Hay pato a la barbacoa, mixiotes, comida tradicional mexicana, pero también te pueden sorprender con algo muy contemporáneo. Hay un excelente café por todos lados, además de pan y postres, comida con sabores de chile y salsas o frescas ensaladas.

Hay hoteles y hostales para todos los presupuestos. Pero su comida es deliciosa, hay unos churros acompañados de chocolate caliente en el restaurante San Agustín, que tiene sede en una antigua mansión a unos pasos del Templo de San Francisco.

El templo de Nuestra Señora de la Salud de finales del siglo XVIII era la capilla de uno de los escuelas más prestigiadas de su tiempo, el Colegio e San Francisco de Sales, que tiene una de las campanas más antiguas, que la vuelve patrimonio nacional. Pero si hablamos de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO está el Templo y Ex Convento de Jesús Nazareno, ubicado en Atotonilco, unos 18 kilómetros de San Miguel.

A pocos kilómetros del centro hay una antigua presa, donde está el Jardín botánico “El Charco del Ingeniero”, ahí hay una reserva de más de 67 hectáreas con 1300 especies de cactáceas ¡Una experiencia natural sin igual!

A lo lejos, cerca del Paseo del Chorro está el Mirador de San Miguel, donde se puede ver la parroquia de San Miguel Arcángel, la cúpula de la torre del Templo de San Francisco y la presa Allende.

San Miguel Allende tiene Festivales de cine, teatro, artesanía, pintura durante todo el año. Así que la fecha ideal para visitarlo, es cuando tengas tiempo de observar uno de los poblados más bellos de México.

(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural