Get Information

Deportes

LA FUERZA DEL EQUIPO

Por: Psicólogo y profesor Gustavo Nuño Miramontes 

Existe el mito que debemos de desmitificar: que el mexicano o la mexicana no saben trabajar en equipo y eso es mentira.

Posiblemente no existan condiciones para desarrollar proyectos conjuntos, prueba de ello es el liderazgo y resultados en varias áreas a nivel nacional e internacional de más de alguno de nuestros connacionales entre los cuales tenemos mujeres, empresarios, deportistas, científicos y gente en el campo.

En el proceso del entrenamiento deportivo y la competencia, surgen aspectos que no son propios del mismo y en esa misma dinámica se presentan sentimientos de simpatía-antipatía, somos seres humanos y tenemos subjetividad a la personalidad, a aspectos morales, por costumbres y valores que formarán la misma estructura del grupo. En este proceso el entrenador/a juegan un papel importante, sin embargo hay ocultos al entrenador/a y a veces de manera espontánea y sin control, por ejemplo: los intereses egoístas y personales.

La fuerza del equipo/grupo deportivo radica en su unidad y cohesión, esa es la verdadera fuerza viva más importante para desarrollar dentro de cualquier grupo deportivo, muchos envidian lo que les sobra a otros.

Aspectos que dan la fuerza al equipo:

  • La armonía y seguridad que brinda el entrenar acompañado, en grupo.
  • Aspectos de camaradería y comunicación en todo momento.
  • El soporte técnico disponible, que haga entender que son capaces de dejar de ser para ser.
  • Los apoyos externos que se presentan, como el apoyo psicológico y espiritual, a veces los préstamos económicos y en ocasiones el encuentro con el amor; se presentan relaciones emocionales en el mismo equipo y no son malas, siempre se respete el espacio de entrenamiento.
  • Que se creen líderes y subgrupos que posteriormente llegan a ser grupos de poder en todos los sentidos.
  • Los caminos de desarrollo se hacen más cortos, no solo en la vivencia deportiva, sino también en las dinámicas institucionales -relaciones laborales-.
  • Disparar y acelerar la maduración deportiva, acortan dificultades.
  • Las cargas de trabajo pesadas son más tolerables en conjunto.
  • Un buen equipo/grupo es donde se pueden cumplen sueños.

 

Pero, también hay aspectos negativos en esta asociación/equipo/grupo, aspectos malos ( no exclusivos del deporte, se dan en todos los grupos de convivencia): como la intriga, la envidia, los celos, el conflicto y la rivalidad mal canalizada. También la deslealtad e infidelidad, es cuando se evidencian los defectos y fallas de personalidad de los deportistas, los que son frágiles de mentalidad;  aspectos obscuros de la personalidad de los deportistas y en ocasiones del soporte técnico.

Ante este tipo de aspectos socio-psicológicos se presenta como antídoto la presión social por parte del equipo, en donde ellos mismos, en su propio lenguaje y códigos se encargan de crear sus mecanismos de control y regulación interna.

Es importante que el entrenador y los líderes formales del equipo tomen en cuenta esos aspectos que tienen una doble función: replantear el objetivo del equipo o “reventar” al conjunto. El equipo puede ser “sano”, pero recuerda que el cuerpo (o sea la estructura del deporte mexicano) está muy enferma.

Debemos de recordar que uno nunca será mejor que todos juntos, que a mayor desarrollo de una de las partes viene como consecuencia el desarrollo del grupo, por eso a pesar de todas las dificultades que se presenten, el consejo es que se incorpore a un equipo deportivo y no entrene sólo, sea prudente ¡tolerante y audaz!

(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural