Get Information

Educación

Por tú bien:

Ahorra el aguinaldo

Por: Cecilia Márquez

Ahorrar es vital para tener tranquilidad en la economía familiar.

Ahorrar es pensar en el futuro de todos, además que de esa forma siempre estarás preparado para cualquier imprevisto. Para ahorrar necesitas guardar una parte de tus ingresos mensuales o extras. La clave del ahorro es la disciplina, la organización y la constancia.

Es importante que cuando tengas ingresos extras no los tires en gustos innecesarios. Por eso te pedimos que no gastes tu aguinaldo y ventas extras en regalos y fiestas. En un inicio, puede costar trabajo, pero este “sacrificio” tiene premios a la larga.

 

Ventajas de Ahorrar:

 

  • Prevenir: te permite solventar emergencias de salud, grandes gastos educativos y materiales.
  • Cumplir metas: en lugar de endeudarte puedes financiar una mejora al hogar, viaje, negocio, fiesta, educación de los hijos etcétera.
  • Crear patrimonio: uno sabe que no es eterno y busca que sus seres queridos no padezcan, por lo que ahorro es un excelente camino. Desde juntar para el engache de un automóvil ¡hasta de una casa o terreno!
  • Ingreso extra: se puede invertir en un negocio que a la larga de más utilidad y una mejor vida futura para todos en el hogar.
  • Asegurar la jubilación: tener ahorros nos permiten prever y no lamentar para cuando uno tenga una edad avanzada y no puedas trabajar.
  • Docente: si ahorras predicas con el ejemplo; tus hijos aprenderán el buen hábito y eso les dará una gran ayuda durante toda la vida.
  • No tener escases: si se gasta todo lo que se gana, cuando no se tenga ingresos puede ser contraproducente no tener ahorros y caer en una crisis no deseada para nadie.

 

Para ahorrar debes:

  • No ser materialista: el dinero no compra amor, ni tampoco reconocimiento. La verdadera felicidad está dentro de cada uno y no en las cosas materiales.
  • Tener prioridades: siempre debes comprar lo absolutamente necesario.
  • No ser consumista: comprar marcas no siempre es barato, existen muchos productos de la misma calidad y tienen mejor precio. Las marcas blancas o propias de las tiendas ayudan a ahorrar pesos que se pueden convertir en cientos de beneficio.
  • Evita compras: sobre todo las compulsivas e innecesarias.
  • No a gastos hormiga: son esos gastos que poco a poco hacen un hoyo en tu dinero y lo haces sin darte cuenta, por eso es importante que lo identifiques y elimines.
  • Sé creativo: no es malo ahorrar, economiza, reutilizar, buscar descuentos, ofertas y cupones.
  • Compara precios: ¡Nunca comprar por comprar! Elegir el mejor precio, consultar y comparar es la mejor forma de ahorrar. Checa los modelos, características y proveedores.
  • Crea fondos: puedes separarlos, uno para emergencias y otro para metas claras y reales.
  • Conocer tu presupuesto: escribe todos tus gastos, los que haces, hasta los más mínimos. Así te das cuenta de tus reales necesidades, vencimientos y elimina lo que no es indispensable.
  • Programar: debes calendarizar los gastos y los montos. Organizarse, anotar y saber que se debe pagar, ayuda a saber en que se puede ahorrar.
  • Identifica montos: es necesario que asignes un monto fijo semanal para el ahorro y que por ningún motivo te sabotees.
  • Participa a la familia: si todos los miembros del hogar saben que se ahorra, pueden colaborar para hacerlo más sencillo. Tener metas conjuntas y logros en familia da mucha felicidad.
  • Evita las tarjetas de crédito: Si no sabes administrarte esa puede ser una espiral que la larga te afecte ya no ayude a ahorrar.
  • Guarda dinero extra: los aguinaldos, reparto de utilidades, etcétera, nunca deben malgastarse. No caigas en esa fácil tentación.
  • Abre una cuenta: si se tiene el dinero a plazos o en una cuenta bancaria de no fácil acceso evita que te gastes el dinero.
  • Asegurar el patrimonio: comprar seguros no es un gasto, sino una inversión que puede darte ahorros.
(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural