Get Information

Hecho en México

Piel realzada:

El piteado

“La capital mundial del piteado”, así se dice que una pequeña población del norte de Jalisco, Colotlán.

Este calificativo popular, que tiene respeto internacional, no se recibe por el volumen de artesanos que hace talabartería sino por la complejidad, belleza y calidad de los productos que realizan estos verdaderos artistas mexicanos.

¿Qué es la Talabartería? Es un verdadero arte, donde el artesano trabaja artículos de cuero de una forma barroca, minuciosa y compleja, desde bolsos, cintos, sillas de montar, espuelas, cuartas charras, chincho para caballo, alforjas, reatas, billetaras, botas, sombreros, chalecos, chamarras, estuches para lentes, sandalias, muebles, decoraciones y joyería. Es una tradición de familias, que por desgracia está en extinción, ya que los jóvenes no están interesados en el oficio de la guarnicionería, que requiere mucho tiempo; a pesar de que es muy admirado, es muy menospreciado en costos en los mercados nacionales, no así en los turísticos.

El arte de trabajar la piel inició en la época de la colonia, donde estos artículos marcaban diferencias sociales, ecónomicas y hasta de tradición. Así los pueblos promovían en grecas su cultura, flora, fauna y hasta algunas leyendas.

Sólo se pueden hacer en piel y cuero, que viene de León, Jalisco o San Luis Potosí; ya que es un tejido con pita, fibras naturales (de Oaxaca y Chiapas), así como un trabajo que se hace con instrumentos de metal (cincel, cuña, cuchilla, rayador y compás) que al usarlos, martillar y pujarlos deja dibujos en realce, que coronan con bordados con el punteador de palillo de mezquite, un extraordinario sacabordado de punto y maceta. Es un trabajo mínimo que requiere por artículo una semana y en ocasiones meses. En cierto sentido la charrería y el piteado van relacionados. Valoremos lo mexicano, pero sobre todo el gran trabajo de nuestros artesanos.

(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural