Get Information

Historia

EL DICTADOR: PORFIRIO DÍAZ

Luego de vivir por un largo tiempo en París y realizar recorridos matutinos por el bosque de Bolonia, Francia, el 2 de julio de 1915, finalmente José de la Cruz Porfirio Díaz Mori falleció a la edad de ochenta y cuatro años. Fue enterrado en la iglesia de Saint Honoré l'Eylau, y el 27 de diciembre de 1921 sus restos fueron trasladados al cementerio de Montparnasse en París. Cuando Carmen Romero Rubio “Carmelita” su segunda esposa, volvió al país en 1934, dejó sus restos en Francia.

 

Presidente que ejercio una monarquía, dotada de  depotismo, Porfirio Díaz pensó que servia a México, hasta su últimos años en el gobierno creyó que daba al país estabilidad, progreso económico, social y cultural.

Hubo avances, a sangre y fuego. Al final de su mandato, su política había abierto una enorme brecha havbsmal entre ricos y pobres; y en 1910, su decisión de mantenerse en el poder, fue uno de los detonantes para sucediera la Revolución mexicana.

 

El pobre quedó huerfano de padre a los tres años de edad, y a los trece años ingresó en el seminario de Oaxaca en 1843 para seguir la carrera eclesiástica, por recomendación de su padrino el sacerdote y luego Obispo de Antequera, José Agustín Domínguez y Díaz; pero duró poco, para luego estudiar leyes en el instituto de Ciencias y Artes, donde fue discípulo de derecho civil, del futuro Presidente liberal Benito Juárez.

 

En 1877, el Congreso lo declaró presidente constitucional a Porfirio Díaz, su primer mandato fue de 1876-1880. Terminado el periodo del general Manuel González en 1880-1884, Porfirio Díaz presentó de nuevo su candidatura y permaneció en el poder hasta 1911.

 

Más de 27 años la paz no fue total en México, pero Díaz consiguió mantener el orden mediante el uso y abuso de la fuerza pública. Policías y soldados persiguieron a los bandoleros y opositores. Durante mandato de Díaz se hicieron obras importantes: se tendieron 20.000 kilómetros de vías de ferrocarril e iban a  las fronteras y los puertos más, todo  para facilitar el intercambio comercial. Se contruyeron centros de estudio, asilos, hospitales e industrias. Nuestro país llegó a ser el segundo productor de cobre en el mundo, creador de cultural y ciencia. 

 

México tuvo un crecimiento, pero, como poca gente tenía dinero para invertir o podía conseguirlo prestado, el desarrollo sólo favoreció pocos mexicanos y a los extranjeros.

(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural