Get Information

Historia

Rebelde con causa,

Benita Galeana.

El puño en alto tiene significado para las luchadoras que buscan equidad e igualdad, como lo hizo durante toda su vida la escritora, sindicalista, y activista:

Benita Galeana Lacunza, protagonista de la lucha social en la segunda mitad del siglo veinte en México.

Nació en 1903, un 10 de septiembre en San Jerónimo de Juárez, Guerrero. Huérfana primero de madre, quien falleció cuando Benita tenía dos años, y de  Genaro Galeana -acaudalado y alcohólico- murió dejando en la pobreza a la pequeña de seis años.

La niña fue parte de la servidumbre de su propia hermana mayor. A los diez años, ayudaba en responsabilidades domésticas: niñera de sus sobrinos, moler nixtamal, hacer y vender tamales; a pesar de una infeliz infancia, su mayor momento de felicidad era asistir a la escuela ya que quería enseñarse a escribir y leer. Los maltratos no sólo eran verbales, incluso el esposo de su hermana trató de abusar físicamente, por lo que la apenas adolescente le cortó -en defensa propio- con un machete, dos de los dedos de una mano.

Cuando tuvo un par de zapatos escapó del campo para irse del estado de Guerrero y mudarse a la Ciudad de México. En  su primer intento fue interceptada por familiares de sus amigas con las que escapaban. Se mudó a Acapulco, a casa de otra de sus hermanas y repitió la historia de agresiones; contrajo, con un humilde escribano Salvador Solano, un matrimonio arreglado. Su suegra la usaba igual que sus hermanas, huyó y se escondió en casa de uno amigos, donde tuvo a su hija Lilia, a la que sacó adelante, vendiendo comida en la calle. Benita tenía como pretendiente un General, al que acudió cuando su hija enfermó de gravedad. El militar le financió la cura de la menor y le condicionó a la madre a que viviera, sin la niña, con él. La relación no avanzó.

Fue hasta que vivió con Manuel Rodríguez, que entró en la lucha social y la cárcel fue su segunda casa, por órdenes presidenciales (presionado por el Gobierno de los Estados Unidos) los luchadores eran enemigos de la nación. Era miembro fundador del Partido Comunista Mexicano desde 1927 y del Partido Socialista único de México, distribuidora del periódico El Machete -luego La Voz de México-, participó para establecer jornadas de ocho horas para todos los trabajadores, así como un seguro social, tribunales o juntas laborales, apoyó a los movimientos sindicales para el derecho a la huelga, se involucró con organizaciones de ferrocarrileros en 1958 e impulsó el movimiento estudiantil en 1968; promovió luchas campesinas así como la guerrilla, que encabezó en 1970: Lucio Cabañas y Genaro Vázquez.

Luchó por la democracia, con José Revueltas; -igual que la artista plástica Tina Modotti; la pintora Frida Kahlo y la periodista, Adelina Zendejas- para poder ejercer el voto, salas con cunas, el derecho al descanso por maternidad, el derecho al aborto, a eliminar el machismo y la discriminación. Era la pareja del periodista, escritor y cronista Mario Gil, quien inspirado en ella, escribió un libro -Benita-. Estuvo cincuenta y ocho ocasiones presa, “Yo me sentí en la cárcel como en mi propia casa. Ahí entendí que debía de dedicarme de lleno a la lucha”.

Benita Galeana, al fundar, junto con un grupo de intelectuales, el Frente Único Pro-Derechos de la Mujer, reivindicó la lucha de la igualdad de derechos políticos para las mujeres, hoy en la Ciudad de México en la Delegación Benito Juárez, hay una Casa Museo Benita Galeana en honor a esta valiente luchadora -con reconocimientos nacionales e internacionales-, que murió un 17 de abril de 1996 a los 92 años.  

(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural