Get Information

Historia

Poderosa y creativa,

Cándida Beltrán

Pocas personas pueden decir que han escrito el argumento, producido, dirigido, realizado el arte y protagonizado una película, una de ellas es la talentosa Cándida Beltrán, una mexicana que nos debe llenar de orgullo.

Ella fue la quinta mujer que pudo dirigir películas en la historia del cine mexicano, una pionera del cine latinoamericano, Cándida Beltrán Rendón, nació un 2 de febrero de 1898 en Mérida, Yucatán. Nieta de un héroe de la guerra contra la intervención francesa, José Rendón Peniche, heredó el sentido intrépido de su abuelo.

El patriarca logró la concesión de una línea ferroviaria, que sirvió a la industria henequera para distribuirse, convirtiéndose a Puerto Progreso como la salida más importante de la península hacia el interior y el extranjero.

Siendo niña perdió a sus padres, por lo que se tuvo que hacer cargo de sus ocho hermanos y de los gastos del hogar. A los 16 años se enamoró de la literatura, en especial de los cuentos, y desarrolló el amor por escribir, para a esa temprana edad, concretará: El Secreto de la abuela.

En un viaje a la Ciudad de México tomó la decisión de quedarse a vivir, primero trabajo para el ayuntamiento y luego se conformó como una empresaria, al montar una zapatería  de nombre “Pierrot”.

Está no era una época fácil para las mujeres, pero orgullosamente ellas impulsaron la necesidad de tener una industria fílmica nacional, que la operarán trabajadores y artistas mexicanos.

Empeñada en cumplir su sueño, buscó la forma de hacer una película. Dueña de un fuerte carácter y sobre todo disciplina, ella produce, escribe, dirige, actúa y monta El secreto de la Abuela, que fue filmada en 1928 en su totalidad en la capital de México, en lo que fuera la antigua Secretaría de Relaciones Exteriores, en la avenida Juárez. “Candita” dirigió el primer largometraje silente con argumento en la historia del cine mexicano.

Entre los méritos está que convenció al director de fotografía, Jorge Stahl, a miembros de la compañia dramática de Gregorio martínez Sierra de ser parte del reparto, pero el hecho que impulsara desde su multifacetico talento este reto que pocos han realizado, es digno de reconocimiento.

De los primeros en ver el largometraje mudo, fue el respetable fotógrafo y cineasta Jesús H.Abitia y para que el 4 de noviembre en el Teatro Regis se celebrara el estreno formal del Secreto de la Abuela. Después de ese extenuante reto, endeudada regresó a Mérida y abrió un estanquillo de la lotería. Pero su arte no terminó, hasta el día de su muerte compuso una veintena de canciones, algunas tan célebres como: Mesticita Yucateca o Navidad en el Hogar. Discreta mantuvo en secreto una relación, con el presidente Plutarco Elías Calles, con quien mantuvo correspondencia cuando el ex mandatario estuvo exiliado en el vecino país, de los Estados Unidos de Norteamerica.

Esta apasionada mujer mexicana murió en 1985 en la capital de la Republica Méxicana, la Ciudad de México.

(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural