Get Information

Hogar

Hogar en orden:

Abundancia y paz

Por: Cecilia Márquez

Amigos y amigas, la armonía en la casa es importante, tener una casa limpia y en orden, abona a tener ambiente donde la paz reine.

Para mantener la casa en orden no debes acumular tareas. Para tener un verdadero hogar puedes seguir estos sencillos consejos:

 

Tira: separa y tira la basura todos los días. No guardes papeles innecesarios

Recoger: la mesa, quita los platos sucios; la cocina, lava la losa y tenla limpia cada vez que la uses; todas las habitaciones: colocando las cosas donde van.

Arregla: de inmediato lo que se descompone, si lo resuelves no se convertirá en un problema mayor y más costoso para solucionar. Si tiendes todos los días la cama, además de sacudirla y airearla, es una de las formas más sencillas de mantener una habitación limpia.

Sacude: empezando por los zapatos antes de entrar; con un plumero sacude las superficies y evita polvo.

Ordena: no dejes nada en el suelo. Lo que tomes colócalo de nueva cuenta en su sitio. Si usas un plato, lo lavas, secas y guardas. Si ordenas tu ropa y la de tu familia un día antes, ahorrarás tiempo, mantendrás los clósets, cajones y habitaciones en orden. Cada cosa en su lugar, bajo ningún pretexto lo cambies de lugar.

Clasifica: desde los utensilios de cocina, las ollas, la ropa: por color y tipo, doblarlas en el mismo ancho.

No guardes: cajas vacías, llantas, herramientas, periódicos, revistas, no guardes nada que no vas a utilizar.

Descarta: elimina, dona, tira, todo aquello no tiene par, lo que no sirve. Un buen ejemplo son moldes sin tapa, cintas de zapatos, calcetines, ropa que no usas.

No uses. Los recuerdos son mínimos y esos pueden estar en cajas especiales.

Etiqueta: lo que guardes en el refrigerador, de esa forma podrás desechar lo que caduca y evitarás infecciones.

Limpia: todos los días, así evitarás perder horas en aseo profundo. En especial los baños, estufa y refrigerador. De esa forma los gérmenes, grasa y la suciedad no se acumula, ahorrándote tiempo y enfermedades.

No compres: nada que no necesites, piensa siempre en la economía de tu familia. Objeto nuevo que entra, uno viejo sale, para evitar acumulación inútil.

Haz listas: si haces menús de lo que se comerá en la semana, listas de pendientes y acciones para cada uno de los miembros de la familia, cada cuál conocerá sus responsabilidades.

Ventila: la casa mínimo cinco minutos al día, permite que el aire fluya y de esa forma no se guarden malos olores e infecciones.

No amontones: si encimas ropa, una pieza sobre otra, es claro que en un tiempo tendrás ¡una montaña! Que te dará pereza ordenar. Además, que da un aspecto desordenado y de suciedad. Evita amontonar libros, papeles, trapos, juguetes ¡Nada!

Enseña: a los niños y adolescentes a tener orden, que guarden sus cosas después del juego, la tarea; a cuidar las piezas de sus juegos y a reparar lo que se rompa o no sirva.

(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural