Get Information

Naturaleza

ORO LÍQUIDO:

MIEL

México tiene una relación milenaria con la miel, este rico néctar dorado se cultiva desde nuestros ancestros, por razones religiosas, medicinales y como valiosa moneda de intercambio entre los nobles.

La leyenda dice que el dios maya de las abejas, Ah Mucencab -un dios descendente “aquel que baja a la tierra y sostiene el cielo” y es quien cuida la miel- y otro dios, Nohymucab –“gran dios de las colmenas”, quien protege el hogar de las productoras y a ellas-,  vienen de Cobá (que significa: lugar de las abejas) en Quintana Roo, esas deidades, benefactores naturales, protegen a los apicultores -quienes recolectan la miel de los panales-.

Estos dioses mayas eran capaces de curar enfermedades, algunas ubicadas en los ojos y la piel. Ambos dioses tenían formas de grandes abejas y el Ah Mucencab se representaba en los murales mayas sosteniendo una colmena en cada mano.

Gracias a la conquista, los españoles fueron los mayores productores de miel, ya que los mayas eran quienes encabezaban la meliponicultura en América Central. La arqueología descubrió que los jeroglíficos y pictogramas -grabados y pinturas en cuevas y paredes- son los manuscritos de códices, hablan del ancestral cultivo de la miel.

Los indígenas buscaban un árbol hueco y cortaba un tramo de 60 centímetros de largo, al que le hacían un hoyo para la entrada y salida de la colonia. Cerraban, por ambos extremos, con lodo y piedritas, el tronco. Las pequeñas rocas eran puertas donde se saca la cera que contenía el dulce néctar. Sobre el tronco se colocan otros en forma de “A” para cubrir a la colmena, protegerla del sol y la lluvia.

La polinización la hacen estos bellos insectos. Las abejas Melipona Beecheii que tenían contacto con los pueblos originarios  de México, no tienen aguijón y no pican. Las agresivas vienen de África y Europa. Tanto Mayas como Toltecas eran expertos en recolectar miel y cera, que era utilizada con fines rituales y en utensilios de caza y hogar.

Actualmente México está entre los tres primeros productos de miel en el mundo y somos el segundo en exportación.

 

BENEFICIOS DE LA MIEL

  • Estimulante: devuelve la vitalidad al cuerpo, eliminado la fatiga y ayuda regular los procesos hormonales en el organismo, al incrementar la producción de ácido graso omega-6.
  • Regulador: regula el azúcar en la sangre, su balance de fructosa y glucosa, ayuda a la disposición de energía por parte del hígado, riñones, células rojas, corazón, cerebro, para que de esa forma los tejidos esenciales y órganos se mantengan sanos.
  • Antibacterial: inhibe 60 especies de bacterias, virus y hongos en la piel.
  • Antioxidante: evita el envejecimiento de las células, por lo que se evitan enfermedades.
  • Diurético: ayuda a la pérdida de peso, ya que reduce el colesterol malo; de la misma forma, evita que la grasa se acumule en el cuerpo.
  • Antinflamatorio: disminuye el dolor, en cataplasma con canela, ayuda a bajar el dolor de la artritis.
  • Mejora la digestión: mejora la función intestinal, en el colon -estómago- realiza algunas funciones que tiene la fibra vegetal, al captar el agua que beneficia la formación de heces firmes, eliminando gases y dándole movilidad al intestino. Es un excelente laxante natural, suave y eficaz.
  • Beneficia el sueño: por sus componentes, permite la secreción de melatonina, encargada de regular diariamente el sueño reparador.
  • Antiestrés: genera una reserva de energía que requiere el cerebro para su funcionamiento diario, lo que evita la liberación de hormonas del estrés, gracias al glucógeno en el hígado, por el consumo controlado de miel.
  • Concentración: el consumo de miel, ayuda a mejorar la memoria a corto plazo, así como la memorización de datos.
(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural