Get Information

Salud

ENEMIGO SILENCIOSO: LA DEPRESIÓN Por Dra. Xóchitl Duque

Todas y todos hemos experimentado tristeza en algún momento de nuestras vidas, cuando perdemos a algún ser querido, por una escena triste de alguna película, por el sufrimiento de alguien que apreciamos. La tristeza es una emoción normal que forma parte de nuestro día a día.

 

Pero que pasa cuando esta emoción es constante, continua durante al menos dos semanas y casi todo el día; cuando se acompaña de otras molestias físicas como la falta de sueño por las noches, exceso de este durante el día, cansancio y agotamiento físico, cambios en el apetito, problemas para concentrarnos, y pensamientos pesimistas e incluso deseos de no estar vivo. En ese caso, la tristeza ya es una emoción normal y se trata de una enfermedad llamada: Depresión.

 

El cerebro, como todos los órganos de nuestro cuerpo, también puede enfermarse. Así como el riñón, el hígado o el intestino, el cerebro cuando enferma se manifiesta por cambios en su función. Una de las funciones del cerebro es regular las emociones, nuestro sueño y nuestra concentración entre otras cosas.

 

Las enfermedades mentales, son aquellas enfermedades, que se deben a cambios en la forma en la que esta funcionando nuestro cerebro,  y la depresión es una de ellas.  Son enfermedades denominadas multifactoriales, es decir, que no tienen una causa específica, pero intervienen factores sociales, personales, biológicos e incluso genéticos. 

 

No temas, es una enfermedad muy frecuente, dos de cada 10 personas pueden padecerla y afecta en todos y en todas las edades. Es más frecuente en las mujeres, y en los adultos mayores. Los niños y adolescentes también pueden padecer depresión, sin embargo, los síntomas pueden variar un poco, por ejemplo: los adolescentes se muestran irritables molestos, cansados, duermen mucho, no se concentran y en casos graves pueden tener deseos de hacerse daño o quitarse la vida.

 

Aunque es una enfermedad frecuente y puede llegar a ser incapacitante ¡la buena noticia es que existen tratamientos efectivos para tratarla!

El medico general, el psicólogo o el psiquiatra son los especialistas que pueden detectar la enfermedad. Dependiendo de los síntomas y las características, el médico podría recetar para reestablece la función de la química cerebral y ayuda a mejorar el animo, la energía, el apetito y a disminuir los pensamientos negativos. En otros casos mas leves, la terapia psicológica podría ayudar; el psiquiatra es el especialista que debes buscar para una mejor ayuda.

 

A veces, debido a ideas erróneas, las personas pasan mucho tiempo con esta enfermedad. Se piensa que con “echarle ganas” es suficiente, o que solo las personas de “carácter débil” se deprimen. Todos estos prejuicios de las enfermedades mentales evitan que las personas que las padecen busquen ayuda y se avergüencen de solicitarla. Sin embargo, la depresión es una enfermedad real, como padecer diabetes, o presión alta y debe ser un motivo para buscar ayuda y atención y no para avergonzarnos.  

(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural